Lo peor que podemos decirnos a nosotros mismos es que no podemos hacer algo. Es un pensamiento con límites. De hecho, aquellas personas que normalmente no se atreven con algo, son las primeras que te dicen que no lo intentes, que fracasarás. Este nuevo año no lo permitas, aléjate de lo que te aleja de tu mejor versión.

Por: Francesc Porta

Esta época del año, llena de nuevos propósitos y buenas intenciones, es un buen momento para retarnos a pensar diferente de cómo hemos pensado hasta ahora. Si queremos cosas diferentes, debemos pensar diferente. Si seguimos pensando igual, por muchas cosas que nos propongamos, no cambiaremos nada. Pasarán los cuatro primeros meses del año y ya no nos acordaremos de lo que nos propusimos.

Démonos la oportunidad de escuchar a las personas que piensan diferente que nosotros, a leer cosas diferentes a las siempre, a preguntarnos por nuestras creencias, a liberarnos de nuestros miedos más profundos… ¡¡Estamos inmersos en un entorno fantástico para arriesgarnos!!

Independientemente de nuestros objetivos para este año 2020, mantengámonos abiertos a nuevas ideas, nuevas relaciones, nuevos argumentos, nuevas formas de trabajar, de entrenar, de vender, de enseñar, de aprender, etc.

Vivimos cambios exponenciales que nos exigen una adaptación constante, y ya no es tanto lo que te plantees, sino lo que haces diariamente para evolucionar, desarrollarte y seguir aprendiendo. Actualmente el cambio es aprendizaje, por tanto, no dejemos de cambiar.

Y por último, hagamos lo que hagamos, ¡vivámoslo! La vida es demasiado corta para no sentir lo que estamos haciendo en cada momento. Tomar consciencia y disfrutar del momento: “Carpe diem” como decía nuestro entrañable profesor Mr. Keeting en el Club de los Poetas Muertos. En Inginium lo tenemos claro, porque sabemos que otro año como este ya no lo volveremos a vivir.

¡Felices fiestas y feliz año sin límites!

Share This