Capital humano con actitud, ¡casi ná!

Capital humano con actitud, ¡casi ná!

Los humanos nacemos con un cierto equipo de fábrica que nos distingue de otros seres vivientes. Nunca deja de crecernos el pelo… ¡Capital! Por ejemplo. Y siendo mamíferos y muy parientes de los monos, no tenemos cola pero sí un dedo prensil. Bendito sea. Nos...